CPM, CPC, CPL y CPA/CPV son cuatro modelos de contratación en los medios digitales escritos por siglas. Se pueden incluso
combinar creando lo que se llaman acuerdos mixtos.

Diferencias entre contratos CPM, CPC, CPA, CPL

CPM:

Son las siglas del Coste Por Mil y consiste en pagos por cada mil usuarios que ven un banner en una web, hagan clic o no sobre ellos. Es un modelo ideal para el propietario de la web o del blog pero poco rentable y de riesgo para el anunciante, ya que no significa que los usuarios hagan clic ni conlleve a una venta (no es garantía de resultados), por ello suele ser el modelo peor pagado. Puede ser interesante para el anunciante si su propósito es darse a conocer realizando una campaña de branding.

Para el soporte es muy rentable y justo, ya que gana dinero se produzca clic o no, se genere una venta o no (es importante para ello que el anuncio genere atracción al usuario, de ahí que surjan los Rich Media, ya que son más atractivos e impactantes que los banners tradicionales). Generalmente se utiliza para incrementar el conocimiento y notoriedad de la marca, el mencionado anteriormente branding.

Para una contratación de CPM surgen unos requisitos o reglas para determinar la validez o no de la visualización y puede establecerse por el anunciante o por una empresa intermedia. Una impresión valida conlleva que no haya sido forzada (ha de ser de forma natural) y no deben ser automáticas, por robots o infladas artificialmente. Ambas acciones pueden llegar a ser consideradas fraudes legales.

El precio de CPM puede variar y se establece en función de los siguientes motivos:
• La cantidad de impresiones contratadas: a más impresiones, más se abaratará el CPM.
• El banner: cuanto mayor sea el banner mayor será el coste.
• El soporte que se utiliza para servir impresiones: Están los premium, que son más caros debido a la calidad y la tipología de usuario que frecuenta la web y la temática que tenga.
• La demanda actual e inventario disponible: Un sitio web no vende a un precio bajo si tiene gran parte de su inventario vendido, no le es necesario.
• El prestigio y reputación del anunciante.
• Dependiendo del tipo de la campaña: las campañas de ventas tienen un precio inferior a las de branding, ya que estas buscan ser visualizadas y para ello necesitan aparecer en partes más caras de la web.

CPC:

Son las siglas de Coste Por Clip, y consiste en pagos por cada clip que el usuario haga en los banners de una página web. Su soporte más famoso se da en los buscadores como Google aunque también se pueden ver en redes sociales.

El modelo CPC hace que soporte y anunciante compartan riesgo: El soporte cobra por el clip que el usuario haga y el anunciante pagará por que este aterrice en su web, independientemente si realiza compra o registro. El objetivo fundamental de este modelo es captar tráfico hacia nuestros espacios web.

Es el más conocido en la publicidad online. Entre los proveedores de anuncios que cobran mediante CPC, las tres mayores redes de anuncios son Adwords (Google), Adcenter (Microsoft), o Yahoo! Search Marketing (Yahoo!).

Las variables que condicionan el precio de un modelo CPC son las mismas que en el modelo de CPM pero añadiendo una nueva condición: La publicidad en buscadores o con banners: en buscadores o redes sociales, por algunas palabras clave se paga un precio u otro, donde se puja por palabras. Y otra alternativa es utilizando los banner clásicos en las redes.

CPL:

Son las siglas de Coste Por Lead y consiste en pagos por cada registro tras un formulario online dejando sus datos. La publicidad ha de impactar al usuario, este hacer clic en ella, aterrizar en la web landing, escribir sus datos de registro y aceptar.

Para el anunciante el modelo CPL es rentable, para el soporte depende de la capacidad de persuasión de la publicidad aunque es un sistema bien pagado si se realiza. Es un modelo empleado para campañas que tienen el objetivo de generación de base de datos (BBDD).

En cuanto a las variables que condicionan el precio de un modelo CPL se basan en la dificultad de conseguir el objetivo final que es el del registro del usuario, cuanto más difícil sea el registro final, mayor será el precio que se pagará. Las variables son las siguientes:

• El número de campos que tenga que rellenar el usuario en el formulario.
• El tipo de producto o servicio para el que vaya destinado el lead.
• El incentivo que ofrezca a cambio de rellenar el lead.
• La exclusividad de la campaña.
• Cantidad de leads contratados.
• La demanda actual y el inventario disponible.
• Prestigio del anunciante.
• Target al que se dirige la campaña.
• Ámbito geográfico.

CPV O CPA:

Son las siglas de Coste Por Venta, y consiste en pagos que provienen de porcentajes de ventas conseguidas. Para ello se ha de impactar a un usuario, tiene que hacer clic, aterrizar en la web landing y comprar.

Es el modelo preferido de los anunciantes y el más rechazado por los soportes ya que corre con todo el riesgo. Si el anunciante no vende, el soporte no cobra. Dependen mucho del marketing, la web, el precio, el producto… del anunciante. El soporte de la web debe estar orientado a la venta, la oferta ha de ser competitiva respecto a su competencia y se han de realizar promociones o elementos atractivos adheridos a la venta del producto para conseguir más garantías de éxito y que los soportes quieran aceptar al reducir el riesgo. El modelo CPV es el que más se da en redes de afiliación como Zanox o TradeDoubler.

En cuanto al precio, lo más habitual es que se aplique un porcentaje sobre ventas generadas del 20{451782febc5cbe0ba9e06822f6f00e6ef9f9864aa355d3a4fea4229e4b0a88df} aunque es bastante variable. También está la opción de un coste fijo por venta aplicando escalados dependiendo del numero de ventas y comisiones.

A continuación adjunto unos esquemas donde se aprecia visualmente las principales diferencias entre los modelos comentados. El orden que he seguido va de mayor volumen de usuarios a menor volumen pero también de menos valor o coste a mayor, debido a la dificultad para conseguir el objetivo final de cada modelo:

[:en]

CPM, CPC, CPL y CPV son cuatro modelos de contratación en los medios digitales escritos por siglas. Se pueden incluso
combinar creando lo que se llaman acuerdos mixtos.

CPM:

Son las siglas del Coste Por Mil y consiste en pagos por cada mil usuarios que ven un banner en una web, hagan clic o no sobre ellos. Es un modelo ideal para el propietario de la web o del blog pero poco rentable y de riesgo para el anunciante, ya que no significa que los usuarios hagan clic ni conlleve a una venta (no es garantía de resultados), por ello suele ser el modelo peor pagado. Puede ser interesante para el anunciante si su propósito es darse a conocer realizando una campaña de branding.

Para el soporte es muy rentable y justo, ya que gana dinero se produzca clic o no, se genere una venta o no (es importante para ello que el anuncio genere atracción al usuario, de ahí que surjan los Rich Media, ya que son más atractivos e impactantes que los banners tradicionales). Generalmente se utiliza para incrementar el conocimiento y notoriedad de la marca, el mencionado anteriormente branding.

Para una contratación de CPM surgen unos requisitos o reglas para determinar la validez o no de la visualización y puede establecerse por el anunciante o por una empresa intermedia. Una impresión valida conlleva que no haya sido forzada (ha de ser de forma natural) y no deben ser automáticas, por robots o infladas artificialmente. Ambas acciones pueden llegar a ser consideradas fraudes legales.

El precio de CPM puede variar y se establece en función de los siguientes motivos:
• La cantidad de impresiones contratadas: a más impresiones, más se abaratará el CPM.
• El banner: cuanto mayor sea el banner mayor será el coste.
• El soporte que se utiliza para servir impresiones: Están los premium, que son más caros debido a la calidad y la tipología de usuario que frecuenta la web y la temática que tenga.
• La demanda actual e inventario disponible: Un sitio web no vende a un precio bajo si tiene gran parte de su inventario vendido, no le es necesario.
• El prestigio y reputación del anunciante.
• Dependiendo del tipo de la campaña: las campañas de ventas tienen un precio inferior a las de branding, ya que estas buscan ser visualizadas y para ello necesitan aparecer en partes más caras de la web.

CPC:

Son las siglas de Coste Por Clip, y consiste en pagos por cada clip que el usuario haga en los banners de una página web. Su soporte más famoso se da en los buscadores como Google aunque también se pueden ver en redes sociales.

El modelo CPC hace que soporte y anunciante compartan riesgo: El soporte cobra por el clip que el usuario haga y el anunciante pagará por que este aterrice en su web, independientemente si realiza compra o registro. El objetivo fundamental de este modelo es captar tráfico hacia nuestros espacios web.

Es el más conocido en la publicidad online. Entre los proveedores de anuncios que cobran mediante CPC, las tres mayores redes de anuncios son Adwords (Google), Adcenter (Microsoft), o Yahoo! Search Marketing (Yahoo!).

Las variables que condicionan el precio de un modelo CPC son las mismas que en el modelo de CPM pero añadiendo una nueva condición: La publicidad en buscadores o con banners: en buscadores o redes sociales, por algunas palabras clave se paga un precio u otro, donde se puja por palabras. Y otra alternativa es utilizando los banner clásicos en las redes.

CPL:

Son las siglas de Coste Por Lead y consiste en pagos por cada registro tras un formulario online dejando sus datos. La publicidad ha de impactar al usuario, este hacer clic en ella, aterrizar en la web landing, escribir sus datos de registro y aceptar.

Para el anunciante el modelo CPL es rentable, para el soporte depende de la capacidad de persuasión de la publicidad aunque es un sistema bien pagado si se realiza. Es un modelo empleado para campañas que tienen el objetivo de generación de base de datos (BBDD).

En cuanto a las variables que condicionan el precio de un modelo CPL se basan en la dificultad de conseguir el objetivo final que es el del registro del usuario, cuanto más difícil sea el registro final, mayor será el precio que se pagará. Las variables son las siguientes:

• El número de campos que tenga que rellenar el usuario en el formulario.
• El tipo de producto o servicio para el que vaya destinado el lead.
• El incentivo que ofrezca a cambio de rellenar el lead.
• La exclusividad de la campaña.
• Cantidad de leads contratados.
• La demanda actual y el inventario disponible.
• Prestigio del anunciante.
• Target al que se dirige la campaña.
• Ámbito geográfico.

CPV O CPA:

Son las siglas de Coste Por Venta, y consiste en pagos que provienen de porcentajes de ventas conseguidas. Para ello se ha de impactar a un usuario, tiene que hacer clic, aterrizar en la web landing y comprar.

Es el modelo preferido de los anunciantes y el más rechazado por los soportes ya que corre con todo el riesgo. Si el anunciante no vende, el soporte no cobra. Dependen mucho del marketing, la web, el precio, el producto… del anunciante. El soporte de la web debe estar orientado a la venta, la oferta ha de ser competitiva respecto a su competencia y se han de realizar promociones o elementos atractivos adheridos a la venta del producto para conseguir más garantías de éxito y que los soportes quieran aceptar al reducir el riesgo. El modelo CPV es el que más se da en redes de afiliación como Zanox o TradeDoubler.

En cuanto al precio, lo más habitual es que se aplique un porcentaje sobre ventas generadas del 20{451782febc5cbe0ba9e06822f6f00e6ef9f9864aa355d3a4fea4229e4b0a88df} aunque es bastante variable. También está la opción de un coste fijo por venta aplicando escalados dependiendo del numero de ventas y comisiones.

A continuación adjunto unos esquemas donde se aprecia visualmente las principales diferencias entre los modelos comentados. El orden que he seguido va de mayor volumen de usuarios a menor volumen pero también de menos valor o coste a mayor, debido a la dificultad para conseguir el objetivo final de cada modelo:

[Total:0    Promedio:0/5]

No comment yet, add your voice below!


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.